13 de febrero de 2013

ESOS 14 DE FEBRERO…

Antiguas Ramadas en Antofagasta
Por Jaime N. Alvarado G.

      La ciudad se desvive en febrero. Se considera el aniversario de esta Antofagasta que crece y crece, a límites impensados y con una celeridad pasmosa. Aunque no es la fecha de su fundación, febrero es para la ciudad el festejo de su cumpleaños. En tiempos lejanos, las cartas de correo llevaban un “sticker” con un mensaje que invitaba a llegar hasta estas tierras nortinas: “Antofagasta le ofrece un verano inolvidable/Visítenos en febrero” –decía.
    Y en aquellos tiempos se disfrutaba de otras formas, más sencillas, naturales, sin mucho aspavientos ni festivales. Cuando más, algunas ramadas. Lo demás, lo ponían los vecinos. La Ascensión al Cerro El Ancla; las regatas a remo del Club Náutico; el palo ensebado en el muelle de los pescadores;  los salnatrones que iluminaban los cerros por las noches; las descargas de artillería, que nos despertaban a
las 8 de la mañana y nos saludaban a las 6 de la tarde. Y la naturaleza agregaba lo suyo: varazones de jureles, anchoas y otros peces, cuyas interminables “fritangas” quedaban para siempre en el recuerdo de nuestros ocasionales visitantes. Todos eran festejos simples, pero pletóricos de fervor patrio y de cariño por este suelo.
   Así se celebraba el desembarco de las tropas chilenas ese 14 de febrero del año 1879. Una acción que inició un episodio bélico que duró cuatro años. La población chilena de esa naciente Antofagasta, era mayoritaria –según los censos- y la algarabía se desató apenas las fuerzas del coronel Sotomayor pusieron pie en tierra.
    Este febrero las cosas son diferentes. Las entretenciones han variado y la realidad difiere a la de aquellos años descritos más arriba. Pero la ciudad misma se vuelve a desvivir. Miles de ¿antofagastinos? a orillas del mar, presenciando un show de primer nivel, pero no tienen idea qué se festeja. Reinas, fuegos de artificio, carros alegóricos. Mucha entretención, pero poca pasión y cariño para esta Antofagasta que –pese a todo- sigue despierta.
   
    

0 comentarios: